Cuidados para recién nacidos en verano

Con la llegada del verano, se intensifica la necesidad de tomar precauciones adicionales para cuidar la salud de los más pequeños, especialmente aquellos que aún no han alcanzado los seis meses de vida.

La Dra. Alexandra Mata, pediatra neonatóloga de nuestro hospital, destaca: “Durante esta temporada, los riesgos más comunes para los menores de seis meses son las quemaduras solares y la deshidratación, consecuencias directas de las altas temperaturas”.

En este sentido, la industria textil ha respondido a estas preocupaciones creando prendas con filtro UV, ideales para vestir a los bebés durante el verano. Se recomienda especialmente la elección de ropa ligera, pero de mangas largas para proteger las áreas más propensas a la exposición solar prolongada. “En general, se recomiendan prendas que evita la transpiración. De la misma forma, es importante el uso de poleras con mangas, trajes de baño UV, gorros y tejidos que protejan del sol y evitar sacarlos entre las 10 am y 16 pm”, explica la pediatra.

Alexandra Mata Padrón, Pediatra Neonatología
Alexandra Mata Padrón, Pediatra Neonatología

¿Qué pasa con el uso del bloqueador?

En los menores de seis meses no está recomendado el uso de este producto, solo debemos evitar la exposición. Sin embargo, en los niños mayores a esta edad, los factores claves son: bloqueador de 50 Fps, resistente al agua, media hora antes de la exposición y cada 2 horas.

La hidratación es otro aspecto fundamental para el cuidado de los menores: “Durante estas fechas, las mamás deben aumentar la frecuencia de las tomas de leche y hacerlo cada tres horas”, explica la Dra. Mata.

Por lo tanto, en verano la recomendación para los padres es: no exponer a los niños al sol, evitar salir en horario de alta temperatura, aumentar lactancia, ventilar dormitorio, y usar ropa que proteja las extremidades.