¿Verano? Aumentemos el uso del bloqueador

¡El verano está en pleno apogeo y eso significa sol, playa y diversión! Pero antes de sumergirte en la aventura veraniega, queremos hablarte de un compañero de viaje indispensable: el bloqueador solar.

El sol, ese astro rey que nos regala días brillantes y llenos de energía, también emite radiación ultravioleta (UV) que puede dañar nuestra piel. Aquí es donde hace su “entrada triunfal” el bloqueador solar. Pero, ¿por qué factor 50? Resulta que este número mágico ofrece una protección más completa, ya que bloquea, aproximadamente, el 98% de los rayos UVB, los responsables de las quemaduras solares. Al elegir un factor 50, estás levantando una barrera sólida contra los estragos del sol, reduciendo significativamente el riesgo de quemaduras y protegiendo tu piel a largo plazo. Así, te ayudará a prevenir el fotoenvejecimiento, algunos tipos de cáncer a la piel, reactivaciones virales, afecciones menos comunes como la erupción polimorfasolar o urticarias solares, y algunas fotodermatosis (enfermedades agravadas por el sol), como la rosácea.

Los pequeños de la casa

La piel de los bebés y niños es más delicada y susceptible a los daños solares, por lo que se necesitan precauciones adicionales. Aquí hay algunos consejos para cuidarlos:

Protección total: evita exponer directamente a los bebés menores de 6 meses al sol. Para niños mayores, aplica generosamente un bloqueador solar de factor 50 en todas las áreas de la piel expuestas.

Ropa solar: viste a los pequeños con ropa ligera pero protectora. Opta por sombreros de ala ancha y ropa de manga larga para una cobertura adicional.

Hora: evita la exposición solar directa durante las horas intensas de calor, generalmente de 11 a 16 horas.

Agua, agua, agua: Mantén a los pequeños hidratados.