Una mirada a las cardiopatías congénitas y su tratamiento

Las cardiopatías congénitas (CC) son un grupo de enfermedades cardiacas que se desarrollan durante el periodo embrionario, caracterizadas por malformaciones estructurales en ciertas partes del corazón en los recién nacidos. Aunque en muchos casos la causa no está clara, se ha identificado que factores como el tabaquismo o la ingesta de ciertos medicamentos durante el embarazo pueden aumentar el riesgo, así como antecedentes familiares de CC.

Existen tres tipos principales de cardiopatías congénitas: los cortocircuitos izquierda-derecha, que implican una separación anormal de la circulación pulmonar y sistémica; las lesiones obstructivas, que afectan la circulación sanguínea en las cavidades cardíacas, como la coartación aórtica y la estenosis aórtica, y las cardiopatías congénitas cianóticas, que provocan una oxigenación deficiente de la sangre y la aparición de cianosis.

El diagnóstico de las CC se realiza a través de varios métodos, pero la ecocardiografía es el más importante. Hay que destacar que el 80% de los casos son detectados durante la semana 22 de gestación, mediante la evaluación cardíaca prenatal; el resto se identifican con un screening posparto o en las primeras semanas de vida.

Dra. Pilar Arriagada, Pediatra neonatóloga del Servicio de Neonatología del Hospital Santiago Oriente Dr. Luis Tisné
Dra. Pilar Arriagada, Pediatra neonatóloga del Servicio de Neonatología del Hospital Santiago Oriente Dr. Luis Tisné

La Dra. Pilar Arriagada, Pediatra neonatóloga del Servicio de Neonatología del nuestro hospital, nos explica: “Para esta patología, nuestro hospital es centro de derivación de varias regiones del sur, como Araucanía, Biobío, Ñuble, etc. Al llegar son evaluadas en el CERPO y luego, al ser hospitalizadas pasan al ARO, siendo monitorizadas 24/7 por personal clínico el que procurará la salud de ambos, madre e hijo (a). Al nacer, las guaguas son derivadas al Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna para su resolución quirúrgica, y continúan su hospitalización y tratamiento en dicho establecimiento hasta su alta o hasta que cumplen 16 años”.

El tratamiento de las cardiopatías congénitas suele ser quirúrgico, aunque en algunos casos puede realizarse a través de procedimientos percutáneos menos invasivos. Es importante destacar que, gracias a las nuevas tecnologías, muchos procedimientos se llevan a cabo mediante punciones, evitando así la necesidad de cirugías abiertas, en algunos casos.

Después del tratamiento, la mayoría de los pacientes no experimenta síntomas recurrentes, pero se recomienda un seguimiento cardiológico anual para prevenir y detectar posibles complicaciones a largo plazo. Este enfoque garantiza un cuidado integral y continuo para aquellos afectados por estas condiciones cardíacas desde el nacimiento.