Recién Nacidos Prematuros: Superando desafíos para la vida

En Chile, la tasa de nacimientos de bebés prematuros ha mantenido su constancia a lo largo de los años, no obstante, el índice de supervivencia durante los cuidados posteriores al parto ha experimentado una notable mejoría.

¿Qué define a un bebé como prematuro? Son aquellos que vienen al mundo antes de las 37 semanas de gestación, siendo común su nacimiento entre las semanas 32 y 36. Estos pequeños representan una parte significativa de las hospitalizaciones en las unidades de Neonatología, requiriendo asistencia médica para su supervivencia, especialmente los que nacen antes de las 32 semanas, enfrentando una mayor prematuridad que demanda prolongados periodos de hospitalización. Esta situación conlleva múltiples desafíos y riesgos para su salud.

En el Servicio de Neonatología del Hospital Santiago Oriente Dr. Luis Tisné Brousse, de un análisis de los nacimientos de los últimos cinco años, se observa que un 9,2% correspondió a bebés nacidos entre las 33 y 36 semanas, mientras que un 2,45% fueron menores o iguales a las 32 semanas. Se destaca que la mitad de las muertes entre estos bebés ocurren entre las semanas 24 y 25 de gestación. Esta realidad ha impulsado la implementación de protocolos y desafíos dirigidos a mejorar la supervivencia de los recién nacidos prematuros.

«Los padres juegan un papel fundamental en el cuidado de los recién nacidos prematuros, lo que conlleva enormes beneficios para el desarrollo del bebé, favoreciendo el contacto piel a piel, la lactancia y el apego precoz», afirmó Claudia Sánchez, Sub-Jefa del Servicio de Neonatología del Hospital Santiago Oriente. Destacando que la supervivencia de estos bebés depende en gran medida de la madre, con el apoyo fundamental de los profesionales en este campo.

Semana del prematuro

A pesar de estos desafíos, celebramos la vida y lucha de los bebés prematuros en nuestra última conmemoración del Día del Prematuro junto a nuestros usuarios más pequeños. El evento comenzó con la presencia de los perritos adiestrados de la 36 Comisaría de La Florida, marcando el inicio de esta significativa celebración.

En esta ceremonia escuchamos el conmovedor testimonio de Priscilla Galaz, madre de Fiorella, quien expresó su gratitud por el trabajo del personal de nuestra Neonatología. Sus palabras destacaron la dedicación y esfuerzo que nuestro equipo entrega día a día para cuidar y brindar esperanza a estas familias.

Y para poner el broche de oro, nuestros pequeños héroes pudieron disfrutar de un espectacular show a cargo de Las Payayas, además de actividades como pinta caritas, una cabina de fotos y miles de sorpresas.