Depresión: la enfermedad mental número uno de Chile

La depresión es un cuadro clínico que se manifiesta a través de diversos síntomas, se caracteriza, por lo general, de una marcada disminución del interés en las actividades diarias, una notable falta de energía o fatiga, la que suele ir acompañada de una desesperanza por el futuro, problemas de sueño, aislamiento, dificultad en la concentración, entre otros. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Chile destaca como uno de los países con índices más elevados en cuanto al deterioro de la salud mental, siendo la depresión uno de los trastornos más prevalentes.

En el marco del Día Mundial contra la Depresión, se resalta la importancia de concientizar a la sociedad sobre esta enfermedad mental que afecta a millones de personas en todo el mundo. Este día, conmemorado anualmente, busca eliminar el estigma asociado a la depresión, promover la comprensión y fomentar la solidaridad hacia aquellos que luchan contra esta condición. La depresión va más allá de simplemente sentirse triste; puede afectar la calidad de vida, las relaciones interpersonales y la capacidad para realizar actividades diarias.

A pesar de ser una enfermedad presente en gran parte de la población, persisten malentendidos y prejuicios que a menudo dificultan que las personas busquen ayuda. Para obtener una perspectiva más profunda, conversamos con Cristian Cid, psicólogo clínico del personal del Hospital Santiago Oriente. Los factores de riesgo son múltiples; dentro de estos, la precariedad social y las escasas redes de apoyo, junto a la falta de acceso a tratamientos, son de los elementos que pueden fácilmente llegar a agravar la sintomatología depresiva. Según Cid, la depresión es una configuración de síntomas que van en diferentes grados y que ejercen un cambio significativo en las rutinas diarias de las personas, presentándose en distintos niveles de gravedad y generando un padecer con distintos niveles de malestar.

Cristian Cid, psicólogo clínico del personal del Hospital Santiago Oriente
Cristian Cid, psicólogo clínico del personal del Hospital Santiago Oriente

¿Por qué se produce la depresión?

La depresión no tiene una causa única, suele ser el resultado de una combinación de factores, tanto biológicos, genéticos, psicológicos y ambientales. Si bien algunas personas pueden ser genéticamente más propensas a desarrollar una depresión, esta se puede presentar de igual manera en diversos casos. Los síntomas depresivos suelen presentarse luego de situaciones estresantes, eventos traumáticos, por consumo de sustancias, duelos, quiebre de relaciones, enfermedades, entre otras. Por otra parte, las cifras indican que la depresión suele presentarse tanto en la adolescencia como en la adultez, esta última con una edad promedio entre los 30 y 40 años. Además, la depresión afectaría a las mujeres en mayor medida que a los hombres, lo que nos indica la importancia de considerar una perspectiva de género al abordar este cuadro clínico.

 Los síntomas evidentes dentro de esta enfermedad incluyen un deterioro personal, social y laboral que perdura en el tiempo. Ante esto, es crucial buscar ayuda con un profesional del área, de manera de realizar una evaluación de la situación y generar un plan de tratamiento acorde a cada caso, lo que puede incluir un trabajo interdisciplinario entre psicoterapia, atención con psiquiatra y atención con otros profesionales de la salud según sea necesario.

A partir de lo anterior, cabe destacar que el círculo social de quién padece una depresión es fundamental a la hora de generar un proceso que permita un tratamiento del cuadro clínico, por ello en muchos casos es necesario construir la red de apoyo (dentro de ese círculo social) que permitirá transitar la situación disminuyendo los posibles riesgos presentes y fortaleciendo los factores protectores según cada caso. En resumen, la depresión es un trastorno mental grave que afecta a millones de personas en todo el mundo. Por ello, es importante reconocer la presencia de los síntomas depresivos, ya que buscar ayuda en espacios adecuados es un paso crucial hacia la recuperación y el bienestar emocional.