Defectos Congénitos: Prevención e inclusión

Los defectos de nacimiento representan una amplia variedad de condiciones congénitas, las que pueden manifestarse a través de problemas físicos o trastornos neurológicos. Sin embargo, sin importar el caso, estas enfermedades requieren una atención especializada y un enfoque proactivo en la prevención.

Laura Sepúlveda Correa, neonatóloga de nuestro hospital

Según estadísticas recientes, aproximadamente el 5% de la población mundial nace con defectos congénitos evidentes. Uno de ellos es el mielomeningocele, una forma grave de espina bífida que resulta de un cierre incompleto del tubo neural durante las primeras etapas del desarrollo fetal, y que se puede prevenir a través del aumento de la ingesta de ácido fólico durante el embarazo: “La mayoría de las veces, esta situación se da durante el primer mes de embarazo. Las medidas para prevenirlo es aumentar la ingesta del ácido fólico de las madres y así reducimos en un 50% la probabilidad”, afirma Laura Sepúlveda Correa, neonatóloga de nuestro hospital. Además, destaca la relevancia de la planificación del embarazo para garantizar un estado de salud óptimo tanto para la madre como para el futuro bebé.

Inclusión

En Chile, se han implementado medidas significativas para brindar apoyo a las familias afectadas por defectos congénitos. El Sistema de Garantías Explícitas en Salud (GES) y la Ley Ricarte Soto han mejorado el acceso a diagnóstico y tratamiento para estas condiciones, proporcionando protección financiera y garantizando la atención integral.

Sin embargo, más allá de las garantías legales y los recursos médicos disponibles, la sociedad desempeña un papel fundamental en el apoyo a las personas afectadas por defectos congénitos. Promover la inclusión en todos los ámbitos, desde la educación hasta el empleo, es esencial para garantizar que todos los individuos tengan la oportunidad de alcanzar su máximo potencial.

Al intensificar los esfuerzos en concientización, prevención y apoyo, podemos trabajar juntos para construir un futuro más inclusivo y empático para aquellos que viven con defectos congénitos, brindándoles la atención y el apoyo que necesitan para prosperar.