Enfermedades transmitidas por alimento (ETA) ¿Cómo evitarlas?

Estas patologías se vuelves más comunes cuando las altas temperaturas se instalan. Por eso, en estos tiempos, hay que tener mayor cuidado con la manipulación y el cuidado de los alimentos.

Con el verano en pleno apogeo, es importante cuidarse del sol, hidratarse y, por supuesto, preocuparse de que los alimentos estén debidamente refrigerados para evitar enfermedades.  Esto, porque las ETA son una causa importante de morbimortalidad tanto en Chile como en el mundo y se originan por la ingestión de alimentos o agua con agentes contaminantes (parásitos, virus, protozoos, bacterias o sus toxinas), en cantidades suficientes para afectar la salud de quien las consume.

En general, son los pescados y productos del mar, seguidos de platos preparados, los que suelen estar asociados a los brotes de este tipo de patologías, razón por la cual hay que estar más pendiente de ellos.

Aquí les entregamos algunos tips para cuidarse de ellas.

NO PIERDAS LA CADENA DE FRÍO. No dejes que pasen más de 2 horas al comprar productos frescos, como frutas y verduras, carnes y lácteos antes de meterlos al refrigerador.

NO DEJES LA COMIDA COCIDA A TEMPERATURA AMBIENTE. Los alimentos recién cocidos que no se consumirán inmediatamente, deben ir a al refrigerador. La temperatura ambiente es la preferida para la proliferación de hongos y bacterias, contaminando tus alimentos. Evítalo, pero tampoco los guardes calientes en el refrigerador; la recomendación es primero bajar la temperatura del recipiente sumergiéndolo en agua fría con hielo.

Además, no consumas:

  • Pescados y carnes crudas o parcialmente cocidas (vacuno, cordero, cerdo, aves, sushi, ceviche, carpaccio, pescados ahumados, entre otros).
  • Salchichas crudas o mal cocidas.
  • Paté, pastas de queso o jamón de expendio a granel.
  • Verduras sin lavar, aunque estén empaquetadas.
  • Alimentos de origen desconocido o de comercio informal.

Y nunca olvides lavarte bien las manos con agua y jabón antes de cocinar o consumir alimentos. También lava prolijamente los utensilios, las superficies (antes y después de manipular alimentos), los recipientes y cubiertos.

*Fuente: Minsal y FAO.

<div class="title"><i class="fa fa-long-arrow-left"></i> Previous Post</div>